domingo, 8 de abril de 2012

La dictadura del pensamiento único

En esta España democrática, para ser más exacto camino de 34 años democrática, aún tenemos lagunas. Una de ellas es la dictadura de la izquierda en cuanto a decidir que se debe o no pensar o decir en público. Si lo que tienes que decir no es del gusto de ellos entonces: estás mejor callado, no deberías haberlo dicho, tienes que entender que les moleste, debes asumir las consecuencias, etc. Por el contrario, si dices cualquier cosa que a ellos les parece bien estás usando con propiedad tu derecho a pensar y a expresarte.
   Pues le guste o no reivindico mi derecho a poner en mi facebook lo que me parece y al que no le guste que no me hable. ¡Ah! que eso ya lo hacen, bueno pues al que no le guste, que se lo cuente a todo el mundo tergiversandolo para desviar la atención de otras cosas. ¡Vaya! que eso también lo hacen. Pardiez, entonces no me queda más que reafirmarme en lo que pienso...
 Y para los que no se toman la molestia de informarse, o de estar informado,unas notas:
 Huelga general.
Una huelga general o paro general es una huelga que afecta simultáneamente a todas las actividades laborales.
La huelga general es convocada por el moviemiento sindical -sindicatos y centrales obreras- y dirigida al conjunto de trabajadores. La convocatoria y participación en la huelga general puede dirigirse exclusivamente a la clase trabajadora o ser más amplia y afectar a otros sectores y organizaciones sociales como estudiantes, parados o desempleados, jubilados, pudiendo recibir apoyo de sectores no tradicionales del movimiento obrero cuando las reivindicaciones afectan a todo el conjunto social: reconversiones económicas, reconversión industrial, deslocalización de empresas, depresiones, crisis económicas y financieras.
 Huelga laboral.
Una huelga laboral es una acción colectiva, emprendida por un grupo de trabajadores, consiste en negarse a cumplir total o parcialmente el trabajo que le es encomendado.
Normalmente se emplea como medio de ejercer presión en las negociaciones con el empleador, para obtener una mejora en las condiciones laborales, pero ocasionalmente se utiliza como represalia con otros fines.
 Esquirol.
 Se llama esquirol al trabajador que no acata la decisión de la mayoría de empezar una huelga laboral y continúa con sus labores.

Pues ahí queda para el que quiera leerlo.

1 comentario:

  1. Hermano, no sabía yo de la existencia del blog. Muy buen comentario, sí señor. Con los puntos sobre las íes. A tu imagen y semejanza...

    ResponderEliminar